Deuda de mercados emergentes

Con rendimientos atractivos y fundamentales fuertes, la Deuda de Mercados Emergentes (EMD, por sus siglas en inglés) goza de una atractiva relación rentabilidad-riesgo. Sigue siendo una clase de activo infrainvertida que se está convirtiendo en algo más que una simple alternativa dentro del universo de Renta Fija Global.

Nuestra selección actual de fondos

Un atractivo perfil de rentabilidad/riesgo

  • Rendimientos más atractivos en comparación con otras clases de activos de renta fija
    Con un rendimiento superior al 5% anual en las estrategias de carry a junio de 2015, la EMD es una fuente real de optimización del rendimiento dentro de las carteras de renta fija
  • Fuerte calidad de crédito
    • La tasa anual de crecimiento del PIB de los países emergentes ha sido sustancialmente mayor que la de los países desarrollados durante los últimos 15 años, con un crecimiento del PIB del 4,4% esperado en 2015 para las economías emergentes vs 2,4% para las desarrolladas.
    • Las cuentas fiscales y externas están mejorando en los ME
    • El apalancamiento de los ME es menor que el de EE.UU. o de los países de la UE

Fuentes: Bloomberg, IMF, Amundi - Junio 2015

La EMD es más que un simple sustitutivo dentro del universo de Renta Fija Global

Sergei Strigo, Jefe de Gestión de Deuda y Divisas de ME, Amundi Londres

Valoración: un buen punto de entrada

  • Los diferenciales de la deuda soberana y corporativa son más amplios que durante la rabieta de los mercados de 2013 por la retirada del QE de la Fed.
  • Los diferenciales sobre la renta fija privada de EE.UU. y la UE están cerca de máximos de 3 años.
  • Un diferencial de más de 250 pb sobre la deuda con rating BBB de la UE y de 150 pb sobre la deuda con rating BBB de EE.UU. para la deuda soberana de los ME: casi el doble que el diferencial de los mercados de crédito desarrollados para ratings y duraciones similares.

Fuente: Amundi, Junio 2015

Deuda de los Mercados Emergentes en cifras clave

14 bill. USD

Un universo en el que invertir de 14 bill. USD1

60

países con ciclos económicos diversos1

500

emisores de bonos corporativos1

Factores técnicos favorables

  • La EMD sigue siendo una clase de activo infrainvertida: Los ME tienen el 12% de la deuda global pero solo una parte inferior al 8% de los activos están en Fondos EMD. Un movimiento hacia un 12% supondría entradas por valor de 1.0 bill. USD a esta clase de activo. 
  • Oferta reducida: se espera que la emisión neta de deuda soberana ME en HC sea negativa en 2015.
  • Los programas globales de QE (Quantitative Easing -Relajación Cuantitativa) – Europa y Japón – impulsarán la búsqueda de rendimiento, incrementando las entradas hacia los bonos ME

     

Fuente: EPFR, PWC y Amundi a junio de 2015

La Fed probablemente subirá sus tipos de interés de forma gradual, un riesgo que los mercados ya descuentan ampliamente.

Abbas Ameli-Renani, Estratega Global de Mercados Emergentes en Amundi Londres

Es probable que continúe la búsqueda de rendimiento

La posible subida de los tipos de los Fondos Fed es un riesgo para las operaciones de carry trade en EMD. Ahora bien, creemos que la subida de los tipos de interés será gradual y este riesgo está ampliamente descontado por los mercados.

Por el contrario, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo están manteniendo tipos de interés muy bajos e inyectando liquidez mediante política monetarias no convencionales – programas QE. Estas medidas garantizan que los rendimientos de renta fija G3 seguirán siendo bajos durante mucho más tiempo, lo que llevará a los inversores a buscar fuentes de rentabilidad alternativas.

La búsqueda de rendimiento debería continuar en el universo de Renta Fija Global e impulsar los flujos de inversión hacia la EMD.

Nuestra selección actual de fondos

1.  Datos a junio de 2015

Esta información va dirigida exclusivamente a inversores “Profesionales” tal y como dicho término está definido en la Directiva MiFID 2004/39/CE de 21 de abril de 2004, y en los artículos 314-4 y siguientes del Reglamento General de la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) [de Francia]. No va dirigida al público general ni a inversores privados no profesionales tal y como dichos términos estén definidos en cualquier normativa local, ni para su uso por “US Persons [Personas Estadounidenses]”, tal y como dicha expresión está definida en el "Reglamento S" aprobado por la Comisión del Mercado de Valores al amparo de lo dispuesto en la Ley del Mercado de Valores de 1933 de EE.UU.

En ninguna circunstancia, esta información no contractual constituirá una invitación para comprar o una petición para vender o asesorar para invertir en instrumentos financieros de Amundi o de cualquiera de sus filiales (“Amundi”).

Invertir conlleva riesgos. No se garantiza el buen resultado de las estrategias. Además, las rentabilidades pasadas no son en modo alguno garantía o indicador fiable de resultados actuales o futuros. Los inversores pueden perder todo o parte del capital originalmente invertido.

Se recomienda a los inversores potenciales consultar con un asesor profesional para determinar si tal inversión es adecuada para su perfil, así como no basar sus decisiones de inversión exclusivamente en la información contenida en este documento.

Amundi no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, derivada del uso de cualquier información contenida en este documento y, en ninguna circunstancia, incurrirá en responsabilidad alguna por las decisiones que se adopten en base a dicha información. Sin la autorización escrita previa de Amundi, esta información no podrá ser copiada, reproducida, modificada, traducida ni distribuida por ninguna persona o entidad en países o jurisdicciones donde se pudiera someter a Amundi o a cualesquiera de sus productos a obligaciones de registro en tales jurisdicciones o donde ello pudiera ser considerado ilegal.

La información que se le facilita está basada en fuentes que Amundi considera fiables y podrá ser modificada sin aviso previo.